jueves, 23 de febrero de 2017

Esta tarde, al Grand Prix 5000 (UCA) de febrero de 2017

Si todo va bien, esta tarde participaré en el Grand Prix 5000 que organiza la UCA. Se trata de una especie de reunión/control mensual centrada en la clásica prueba de los 5.000 metros lisos. Obviamente, hoy toca la edición de febrero de 2017... y me hace mucha ilusión participar en ella.

Banner del Gran Prix 5000.                 Imagen/Fuente: UCA

La verdad es que no tengo ninguna referencia clara en cuanto a la distancia. Nunca he participado en un 5.000 (o 5K rutero) homologado. Si bien sí tengo algunas referencias de otras pruebas que puedo tener en cuenta. Por ejemplo, está el XLV Cros Antonio Amorós (20-N), que también incluye el paso por la misma pista del GP 5000, aunque su recorrido no es del todo fácil. En un día en el que las piernas no funcionaron apenas, invertí 19'08" para completar los 4960 m (con distancias de cross nunca se sabe, pero bueno). Una semana después corrí la 93a Jean Bouin (27-N). La verdad es que está el paso por el kilómetro 5, aunque hay decir que hay unos 25 metros de desnivel negativo desde la salida. Marqué 18'38".

Luego, también he utilizado la interesante calculadora McMillan para hacerme una idea de lo que puedo hacer (más como algo anécdotico que como algo a tener muy en cuenta, pero como me gustan los datos...). He introducido las marcas que tengo en milla urbana (1.609 m) y en 10 km en ruta: respectivamente, 5'11" (Ripollet 2016) y 39'03" (Jean Bouin 2016). Pues bien, con mi marca en milla me estima que haría un 5.000 en 18'00". Con mi marca en 10 km, la calculadora es menos amable: me prevé 18'48". Yo creo que por cercanía (creo que el 5.000 está más cerca del 10K que de la milla), la previsión hablaría de unos 18'30". En todo caso, como digo, es algo más bien anecdótico pues está claro que, por ejemplo, no puedes meter tu estado de forma en la ecuación.

En cualquier caso, me lo voy a tomar más como un evento para disfrutar que como una competición. De hecho, entrené tanto anteayer (fartlek) como ayer (rodaje más o menos suave), y nunca corro los dos días anteriores -me refiero a ambos; un día sí, normalmente dos días antes- a una competición. Eso sí, también creo que será un buen test y un buen entrenamiento de cara a la Cursa El Corte Inglés (2 de abril), sobre todo, y a las millas urbanas que llegarán en mayo.

En fin, a ver qué tal. Ya os contaré. ¡Gracias por leer mi blog!

***
PD: Por cierto, para mi sorpresa, en el Facebook de la Cursa El Corte Inglés han compartido la previa que hice de la edición del año pasado.
***

domingo, 22 de enero de 2017

Crónica del 35è Cros Vila de Ripollet

[Aunque tarde, llega una crónica más al blog. Pero a ver si la actualizo con alguna foto.] 

El pasado domingo 15 de enero, mi padre y yo llegamos a Ripollet. Y es que yo participaría, como Popular, en el 35è Cros Vila de Ripollet. En la ciudad vallesana había 3ºC (yo esperaba menos, la verdad). Aparcamos pronto, y enseguida me fui a buscar el dorsal (me tocó el 2). Vi la carrera masculina de cadetes y juveniles -¡qué forma de correr la de alguna chavales!- y luego la femenina (entonces calenté). Me quité la sudadera, aunque me quedé con la camiseta térmica debajo de una típica de correr de manga corta (donde llevaba anclado el dorsal). Hice el último tramo del calentamiento por la zona de salida. Sinceramente, las sensaciones eran malas. Tenía la sensación de haber corrido una media maratón el día anterior o algo así. Supongo que no asimilé el último día de calidad por Collserola (jueves), cuando sí me encontré bastante bien. Sin grandes expectativas, me coloqué en la segunda línea 'de fuego'.

¡Disparo y a correr! Unas cuantas decenas de atletas -populares, júniors y veteranos- estábamos en marcha. La salida no fue especialmente rápida, a diferencia del año pasado, cuando los júnior dinamitaron la prueba nada más salir (este año coincidía con el cross de Itálica). Total, que no me quedé tan atrás como me esperaba. Poco a poco, por temas como la gravedad o la selección natural, el pelotón se fue estirando y empezarona formarse grupos. Yo me quedé a medio pelotón, quizá hacia la 40ª posición. Bastante más atrás de lo previsto, pero era consciente de que mis piernas no estaban muy allá. En la segunda vuelta básicamente fui siguiendo a un hombre ya veterano (aunque quizá corría como Popular, no lo sé). Creo que conseguimos alcanzar a algún corredor. El ritmo era 'bueno'. En la última vuelta alcanzamos  parte del grupo que teníamos delante (se había disgregado). Entonces hubo cierto intercambio de posiciones. Se podían ganar o perder cinco dos o tres plazas perfectamente. Incluso más, teniendo en cuenta que el grupo delantero no estaba muy lejos. Yo iba casi muerto, pero pensé que los demás no podían ir mucho mejor. Total, en la subida por el bosque de mitad del circuito decidí acelerar (esos entrenamientos por Collserola...). Llegué hasta el grupo que tenía delante y decidí 'recuperar' un poco. Por detrás hubo algún atleta -si no todos- que también reaccionó. Uno de los que había adelantado cambió el ritmo y empezó a dejar atrás a gente. Yo me fui con él, aunque iba prácticamente al límite. En la parte final del circuito tiré hacia adelante, aunque me costó horrores hacerlo, llegando a coger a algún corredor más. Apreté los dientes en la subida final, logrando hacerla relativamente rápido. En la última recta, ya al esprint, pude adelantar un par de plazas más.

Finalmente, acabé 26º, sobre un total de 79 atletas en meta (quizá hubo algún abandono). En cuanto a populares, fui 12º (sobre 41 en meta). Necesité 23'31" para hacer los exigentes 5,75 km de la prueba (el año pasado tardé 22'51", aunque el año anterior, 26'00").

Bueno, para las sensaciones que tenía, tampoco lo hice mucho peor que el año pasado. Sí, son 40", pero habría pensado, tal y como me veía, que perdería más de un minuto respecto a mi registro de 2016. Ni tan mal, oye. Me hace pensar que si hubiese tenido un buen día lo hubiese hecho algo/bastante mejor que el año pasado, probablemente bajando de 22'30". Pero en fin, las cosas van como van. Resultado discreto para empezar el año, pero fue una bonita jornada atlética y, como digo, "para empezar el año".

Quiero felicitar al PAME Ripollet y a la Ripollet U.A. por su labor organizativa. Sin duda, un año más han conseguido llevar a cabo una gran jornada atlética (y lo hacen con la milla también), siendo gratuita para todxs.

Mi próxima competición no sé cuál será, aunque mi próximo gran objetivo tiene pinta que será la 39a Cursa El Corte Inglés. Ya sabéis que es una prueba que me gusta mucho, por diversos motivos (no relacionados con la susodicha empresa). Este año se celebrará algo antes de lo habitual: el 2 de abril. Pues eso, toca entrenar con ese objetivo y esa fecha en mente.

Gracias todxs por leerme. ¡Un abrazo! :-)

sábado, 14 de enero de 2017

Mañana, al 35è Cros Vila de Ripollet

Pues sí, si todo va bien, mañana volveré a ponerme un dorsal (ha llovido lo suyo desde la Jean Bouin... y ya hay ganas). Como ya sabéis, aunque solo sea por el título de la entrada, será para participar en el 35è Cros Vila de Ripollet. En mi caso, en la prueba Popular masculina -la carrera la compartimos con Júniors y Veteranos-, desde las 10:15h. En años anteriores fue a la una y pico, pero el cambio me da un poco igual. Eso sí, tocará pasar frío. Pero, con lo que me quejo del calor, no me quejaré por el frío.

Cartel de la prueba.       Imagen/Fuente: PAME Ripollet

La prueba, en mi categoría, consta de 5.750 m. Es decir, la misma distancia que el año pasado y el anterior (mis dos participaciones). Por supuesto, tampoco cambia el recorrido: una vuelta al circuito C (950 m) y dos al E (2350 m). La verdad es que el circuito C es relativamente asequible, saltándose un par de repechos del circuito E. Aún así, cuenta con dos repechos bastante 'majos' (uno nada más empezar, con bastante piedra suelta, y otro en la parte final). El circuito E, tiene una esencia similar: sube-y-baja prácticamente constante y mucha tierra. Si bien es cierto que este circuito cuenta con tramos cespitosos (uno de ellos esconde una rampa muy exigente) y un tramo que 'coquetea' con el trail: subida por un sendero repelto de raíces (¡esos pinos!). Con todo, un circuito bastante entretenido; pese a su longitud y dureza, no se hace tedioso. Además, creo que se adapta más o menos bien a mis caracterísiticas.

Mapa de circuitos de la prueba.             Imagen: PAME Ripollet
Perfil altimétrico aproximado del circuito E.                                                     Imagen: MapMyRide / Alberto P.M.

Ahora bien, cómo llego y qué espero. Bueno, la verdad es que esta era mi prueba fetiche, por decirlo así, de la primera parte de la temporada. Mi idea era -y es- cerrar la misma con este cross. Básicamente por fechas y porque la prueba me gusta especialmente. De hecho llevo desde agosto entrenando, en parte, con este cross entre ceja y ceja. Aún así, como no me dedico a esto profesionalmente y demás (se trata sobre todo de disfrutar), debo decir que no he hecho una preparación superconcienzuda. Pero bueno, con todo, creo que llego bastante bien. Quizá me falte un puntito para estar al nivel que tenía en enero de 2016, pero creo que estoy muy cerca. Eso me lleva a pensar que, si hay suerte (el día que tenga, el nivel de participación, etc.), pueda luchar por el podio de la categoría (de la carrera no, pues con los Júniors, sobre todo, y Veteranos me es imposible). Pero vamos, que es muy difícil. El año pasado, con un estado de forma quizá algo superior y haciendo una buena carrera, no pude pasar del 6º lugar como Popular (acabamos 43), quedándome a 15" del podio (hice 22'51"; en 2015 había hecho 26'00").

Ya os contaré qué tal. Gracias por leerme... y ¡feliz finde a todxs!

jueves, 1 de diciembre de 2016

Crónica de la 93a Jean Bouin

El pasado domingo 27/11 me dirigí al distrito de Sants-Montjuïc (antípodas del mío, Nou Barris) para participar en el festival de la 93a Jean Bouin (en mi caso, en la prueba OPEN de 10 km).

Por allí el suelo estaba mojado, el cielo bastante cubierto... pero, por suerte, la temperatura era fresca -no fría- y hacía bastante poco viento. Calenté por el límite occidental de Montjuïc (por la zona del Poble Espanyol y por la zona de la Font Màgica). Las sensaciones, la verdad, fueron bastante buenas. Luego me dirigí a mi cajón -el amarillo, el 2º- pero me equivoqué y me metí en el 3º. Me di cuenta pronto, pero tampoco me importaba mucho salir desde el 2º o el 3º. Un rato después, sin embargo, decidí saltar la valla para salir del cajón y accedí a mi cajón (aún había un par de personas controlando el acceso). Bueno, era mi cajón, así que bien. La verdad es que me situé un tanto escorado, pero no me vi demasiado lejos de las primeras líneas.

Salí relativamente fuerte, adelantando gente por la derecha (un poco al estilo del Correbarri, aunque quizá no tan suicida). Las piernas respondían más o menos bien y me veía adelantando posiciones con cierta facilidad. Al llegar a la liebre de 4'00"/km decidí seguir a lo mío. Hacia el primer kilómetro me enganché a un atleta de negro. Íbamos fuerte, por la derecha de la calzada, más bien adelantando. Yo sufría lo mío, pero veía que era un ritmo que quizá podía aguantar -aunque sería difícil- al menos hasta el kilómetro 7, donde la carrera se complicaba. Llegué al kilómetro 2 con la sensación de llevar el doble de carrera. Mal rollo. Pero bueno, era consciente de que iba fuerte y de que la Gran Via no me gusta nada (qué tediosa es la cabrona...). Íbamos por el kilómetro 3,X cuando adelantamos a un par de hombres. Uno le dijo al otro que iban a 3'42"/km. Yo flipé bastante (nosotros debíamos ir a unos 3'35"-3'40"/km). Sabía que íbamos relativamente rápido, pero pensaba que sobre 3'50"/km. Al llegar al kilómetro 4, y notando que estaba a punto de reventar, decidí -es una forma de hablar- reducir el ritmo y, por tanto, dejar ir al hombre que estaba siendo 'mi liebre'. Y eso que ya girábamos a la derecha y la cosa se ponía favorable. Me costó realmente coger un ritmo digno. No me acababa de encontrar a gusto. Algunos corredores se me empezaron a escapar; otros, me atrapaban. Quizá mentalmente me vine abajo, no sé. La carrera había cambiado mucho para mí en poco rato. Luego me vine un poco arriba otra vez, pero fue un espejismo. Aún así, obviamente por lo que había hecho en los primeros 4 kilómetros, conseguí pasar por el km 5, como 185º, en 18'38" (una locura para mí). [Apuntar que en el Cros Antonio Amorós, una semana antes, habia invertido 19'08" para completar los 4960m de la prueba]. No había crono, así que en ese momento no tenía ni idea del dato, pero suponía que tenía cierto margen para mejorar  los 39'03" cosechados en el Correbarri. Y, por supuesto, así era. De hecho, como dije en la previa, yo tenía idea de mejorar esa marca e incluso de bajar de 39' si pasaba con 19'10". Pero claro, una vez mejoras tanto el registro... Bueno, lo más probable es que te hayas pasado de listo.

Y así era, claro. La segunda parte de la carrera fue complicada. Me encontraba fatigado y me costaba correr a 4'00"/km. Me pasaba gente y más gente; yo intentaba engancharme a los corredores que me adelantaban y no iban especialmente rápidos, pero, si lo conseguía, poco duraba con ellos. Aún así, seguía corriendo sin reservar nada, pese a que era consciente de la dureza de los últimos 3 km. Y la verdad es que esos 3 km se me hicieran muy duros (vamos, lo normal). Personalmente me parecieron bastante interesantes, pero obviamente no llegué con el cuerpo para disfrutarlos mucho (si llegas relativamente fuerte deben molar). Fueron 3 km agónicos, especialmente el último kilómetro (ahí hay alguna rampa realmente dura). La bajadita que lleva a la recta de meta me la tomé con bastante calma. En la recta de meta no pude hacer más que mantener mi posición (mira, al menos algo más de lo que había hecho en los últimos 6 km).

Finalmente, llegué el 279º (contando hombres y mujeres, llegamos 7236 a la meta de la prueba de 10 km), con un tiempo real de 39'17".

Mi resultado.                                                               Fuente: XipGroc.Cat

¿Mi valoración? Pues hombre, la verdad es que creo que hice un tiempo bastante bueno. Solo empeoré mi marca del Correbarri en 14". Pero bueno, el circuito del Correbarri es bastante más fácil, así que no se puede decir que el rendimiento haya sido peor. Además, en el Correbarri no estaba resfriado. Pero aún así, quizá, en el global, haya rendido mejor en la Jean Bouin. Lo que pasa es que ser 279º con 39'14" habiendo pasado el km 5 como 185º con 18'38"... En fin, es muy probable que hubiese mejorado esos 39'03" del Correbarri si hubiese pasado el km 5 (y sobre todo el 4) con un tiempo más razonable. Pero bueno, nunca corro así, y tampoco pasa nada por haberlo hecho un día (son experiencias), aunque quizá debí escoger un día en el que no estuviera resfriado y tuviera tantas opciones de que el cuerpo se resintiera notablemente. Pero vamos, que estoy contento del rendimiento que tuve. Además, me gustó mucho participar en la Jean Bouin (ya tocaba...). Por otra parte, quiero felicitar a mi amiga Laura, que fue 14ª en la prueba de 5 km. ¡Felicidades!

Tras la Jean Bouin han venido un par de días de descanso... 'obligado'. El resfriado se recrudeció, encontrándome bastante mal los dos días (supongo que tuvo que ver el esfuerzo del domingo). Por suerte, ayer miércoles me encontré ya un poco mejor y me decidí a correr un poco (sin grandes alardes). No fue mal, dentro de lo que cabe.

¿Y ahora qué? Pues seguir entrenando, y disfrutando de ello. Este mes de diciembre no espero correr nada. Me gustaría correr la Cursa dels Nassos, pero son 14€... y, joder, bastante dinero gasto ya en condones. En fin, que no tengo intención de correr nada hasta el 35è Cros Vila de Ripollet (15 de enero). Será mi primer y único gran objetivo de esta primera parte de la temporada. Es una prueba que me gusta mucho, así que vamos a intentar competir a un buen nivel.

¡Gracias a todxs por leerme! ¡Feliz diciembre!

sábado, 26 de noviembre de 2016

Mañana, a la 93a Jean Bouin

Pues sí. Si todo va bien, mañana domingo (27/11/2016) participaré en 93ª edición de la Jean Bouin. Concretamente en la prueba OPEN (popular, vaya) de 10 km. Por tanto, a partir de las 9:00h.

Cartel de la prueba.                                Fuente: Jean Bouin.

La oportunidad de participar en esta prueba viene de la mano del programa Ultraesports de Rac1 (gràcies!). Eso sí, tenía la opción de correr la prueba de 5 km (con un circuito bastante atractivo para hacer marca) o la de 10 km (con un circuito que tiene 3 km finales complicados). Pese a que habría sido interesante correr la prueba de 5 km y luchar por bajar de 18'00", me decidí por el 10K (prueba donde competirá el gran Carles Castillejo). Ya que te pones...

El dorsal con el que correré la 93a Jean Bouin.              Imagen propia.

El circuito de la prueba de 10 kilómetros tiene su qué. La verdad es que los primeros siete kilómetros son bastante atractivos para hacer marca. Pero los últimos tres son bastante antimarcas. Entonces, ni es un circuito bueno para marcas ni tampoco un circuito especialmente malo. No es el circuito del Correbarri pero tampoco el de la Cursa El Corte Inglés o el de la Cursa de Nou Barris. Particularme, me gustan los circuitos complicados. Lo que pasa es que cuando corres un 10K 'siempre' está la idea de hacer marca. Y con esta circuito como que no sabes muy bien a qué atenerte. Por lo que he leído, las marcas tienden a empeorar respecto al Correbarri (hice 39'03"), pese a que llegamos a la Jean Bouin con unas cuantas semanas más de rodaje. Aún así, tampoco es un circuito tan imposible como para estar seguro de que no vas a hacer marca. Además, yo creo que me manejo bastante bien en circuitos complicados.



Circuito de la prueba de 10 km.            Fuente: Jean Bouin.

Entonces, ¿cuál es mi idea de carrera? Bueno, para empezar, decir que estoy resfriado. Entonces no tengo muy claro si voy a rendir al 90%, al 95% o qué. La verdad es que me encuentro más o menos bien, pero es difícil estar a tope con un virus en el cuerpo (y, todo sea dicho, con mocos). Y tampoco sé cómo voy a estar mañana. Bueno, ese es un primer punto. Luego está el tema del cajón. Yo saldré desde el segundo. Al hilo de lo que también decía David de Blogmaldito, yo tenía ciertas esperanzas de que al final abrieran el primer cajón a todos los sub 40'. Pero no ha sido así (se queda en sub 38' en el caso de los hombres). Entonces me toca estar en un cajón que incluye hombre desde 38'00" a 42'59" (como he dicho, tengo 39'03") y a mujeres desde 41'00" a 45'59". Así que ya veis que panaroma. Lo suyo sería salir desde la parte delantera del cajón. El problema es que entonces tienes que acceder muy pronto y es fácil enfriarte. Otra opción sería salir un poco a lo loco como hice en el Correbarri. Lo cierto es que no puedo decir que me saliera mal aquella arriesgada apuesta (conseguí bajar, y holgadamente, de los 40'; mi objetivo). Por otro lado, la liebre más rápida es las de 40'. No hay liebre de 37' (como en el Correbarri) ni de 38'; algo que a much@s nos vendría bien (al menos como referencia lejana). Pero vamos, en principio habrá varios corredores con marcas de 38'XX" en el segundo cajón. En cualquier caso, si alguien sale del segundo cajón con la idea de hacer 38'-39', que me lo diga. Lo digo, claro, porque así ya somos dos en la lucha... si al final me decido por ir a por una nueva MMP en la distancia; cosa difícil teniendo en cuenta lo ya comentado (incluyendo el recorrido), pero bueno.

En fin, que no sé qué haré. Quizá salga a hacer unos primeros kilómetros a unos 3'50"/km (no llevaré reloj, pero...), quizá me quede con la liebre que irá a 4'00"/km (40'00")... En este último caso, decir que si estoy bien no debería tener problemas para aguantar con ella. Pero claro, la opción de hacer marca se esfuma prácticamente. Tendría que 'volar' (rollo 3'50"/km) en la parte intermedia/final de la carrera, cosa un poco imposible teniendo en cuenta esos últimos 3 km. Al final, como la segunda parte de la carrera es bastante más lenta, debería pasar por el km. 5 con unos 19'10". O sea, sería hacer algo muy similar, e incluso algo mejor, a lo del pasado domingo. Pero claro, en el caso de mañana, aún me quedará la mitad de la carrera. Así que ya veis lo difícil que pinta que pueda batir mi MMP... En fin, no sé, quizá me tome la carrera con mucha calma, disfrutando, y emplee 45'. Todo puede ser. Sobre todo, ya digo, dependerá de cómo me vea mañana.

De todos modos, será una matinal atlética para disfrutar. Además, como ya sabréis, después de las pruebas OPEN llegarán las pruebas para federados, élites (con Toni Abadía) y escolares. En total, quince carreras. Un gran festival atlético, sin duda.

Ya os contaré qué tal todo. Gracias por leerme.